Compartir:

Educacion Financiera

Cómo una senadora de Estados Unidos y profesora de Harvard logró cambiar las finanzas personales

Franco

Franco

15 jul. 2022 · 6 min

Conozco a algunas personas que les gusta el fútbol, a otras el yoga o el baile y a otras la computación. Yo soy diferente. De partida, no soy una persona, ¡soy una tarjeta! Y a mí, en lo particular me gustan las finanzas personales. Mi nombre es Franco y ya no recuerdo a cuántas personas ya he ayudado a resolver sus problemas financieros, a salir de sus deudas y ayudarlos a ordenar su plata.

Para la mayoría, las finanzas personales son aburridas (lo sé), pero no te equivoques, son importantes y necesarias, incluso pueden salvar tu vida si eres una billetera o una tarjeta como yo, o bien, ayudarte a administrar tu plata, si eres una persona. Pero no lo tomes a la ligera. Cuando una persona tiene problemas financieros muchas veces pueden llegar a sufrir: ansiedad, insomnio e incluso depresión en casos más extremos.

En este artículo quiero ayudarte y explicarte una simple regla que, gracias a Elizabeth Warren, senadora de Estados Unidos y docente de Harvard, y su libro “All Your Worth: The Ultimate Lifetime Money Plan”, han ayudado a muchos a mejorar significativamente su situación financiera, sin complejos procesos. Tómala o déjala, es cosa tuya.

LA FAMOSA REGLA QUE PUEDE CAMBIAR TU VIDA

La regla tiene un nombre: 50/20/30 y hace referencia a porcentajes de tus ingresos y cómo debes destinarlos. Lo único importante no son los números, sino también su orden. Pero mejor me dejo de preámbulos y te cuento de qué se trata:

Básicamente este método consiste en usar el 50% de tus ingresos para tus gastos básicos, el siguiente 20% para ahorrar y el 30% restante para tus gastos personales.

  • 50% para gastos básicos o fijos: son gastos que no puedes bajar de la noche a la mañana, por ejemplo, el arriendo o hipoteca. Tus cuentas básicas, gastos comunes, entre otras. Estos gastos los debes hacer sí o sí y aquí no tienes muchas posibilidades de ahorro, ya que necesitas cambios estructurales como cambiarte de casa o de proveedor para modificarlos. Pero cuando tomas por ejemplo la decisión de en qué lugar quieres vivir es importante que el arriendo o hipoteca no supere el 30% de tus ingresos, para así dejar el otro 20% al pago de cuentas y otros insumos básicos como las compras del supermercado. Lo que consideras gastos básicos o fijos dependen de cada uno. Pero trata de enfocarte en el concepto de que son gastos que no puedes bajar de la noche a la mañana y que los necesitas para vivir. Netflix, por ejemplo, no es un gasto básico y no por hablar mal de ellos, sino porque puedes perfectamente dejar tu suscripción y tu vida no estará en aprietos, no así como dejar de comprar comida.
  • 20% para ahorro: Siempre pueden ocurrir gastos imprevistos, como un gasto médico si te quebraste un hueso o si pinchaste un neumático. Si no tenemos ahorros, la única forma de pagar estos imprevistos, es con deuda y no es la idea, claro. Además del ahorro para imprevistos, otro tema importante es poder invertir, de esta forma tu patrimonio puede crecer, ya sea para la vejez o bien para comprar una casa o cambiar tu auto, o lo que quieras. Si puedes, idealmente destina la mitad de tu ahorro (10%) sea para emergencias y la otra mitad sea para inversiones (10%). Yo te recomiendo que cuando ya tengas un ahorro de emergencias, de al menos un monto igual al del ingreso de un mes, puedes empezar a destinar todo tu ahorro para invertir.
  • 30% destinado a gastos personales o variables: Aquí deben ir los gastos que “quieres” hacer en el mes. Por ejemplo, cualquier tema de ocio: como el arriendo de cancha para jugar a la pelota, ir al cine, salir a comer o lo que se te ocurra. Si debes comprar el regalo para el cumpleaños de tu mamá, también está en este ítem o si vas a comprar ropa nueva. Entonces, es lógico pensar que si un mes debes comprar un regalo de cumpleaños, seguramente debas destinar menos dinero a tus gustos personales. Los famosos gastos hormiga van aquí, pero si los tienes presupuestados no son un problema y ojo con eso. No es gasto hormiga si los tienes en tu presupuesto, comprar un café al día por ejemplo. Si algo te sobra de este 30% no es necesario que lo gastes a lo loco, sino que te recomiendo destinarlo para ahorro.

Como te puedes fijar, el fundamento de esta técnica es usar tus ingresos como base para planificar tus gastos. Y no gastar sin pensar en mañana o en cuánto tienes disponible.

image

Ojo que el 50/20/30, no solo te indica los porcentajes de gastos, como lo dije más arriba, sino que también te da una prioridad para tus gastos; es más importante pagar tus gastos básicos que ahorrar y es más importante ahorrar que tus gastos personales. También es cierto que no podemos vivir sin disfrutar un poco, pero no me malentiendas, hay que disfrutar y con eso se viene un poco de gasto, pero no al punto de no poder pagar el arriendo por las últimas zapatillas que te compraste.

NO TODO ES COLOR DE ROSAS: LAS DIFICULTADES DEL MÉTODO

Lo más difícil de este método (en mi opinión), es llevar el control de cómo vamos, cuánto nos queda disponible y regirnos según el plan. Usar planillas de Excel suele ser complicado y tedioso. Además, si gastas usando diferentes tarjetas o cuentas, es más difícil llevar el control.

Por esto en Conomy, tenemos la función de analítica avanzada, que te permite establecer límites y presupuestar tus gastos. Además, como Conomy es todas las tarjetas en una, al pagar con nuestra tarjeta, siempre puedes saber qué has gastado con qué tarjeta y el total.

Aprender a ahorrar y gastar de forma correcta puedes considerarlo como aprender una nueva habilidad, así como andar en bicicleta, que no se aprende de la noche a la mañana y seguramente te caíste un par de veces antes de aprender a andar bien. Lo mismo pasa con tus finanzas personales, por lo mismo usar una herramienta como Conomy te puede ayudar, así como las rueditas adicionales que te ayudaron en tus primeras vueltas en bici.

image

Conomy todavía no se ha lanzado, ¡lo sé! Pero no pierdas la calma. Es porque el equipo todavía no ha tenido la última aprobación por parte de CMF y con los temas financieros, es mejor cumplir las reglas al pie de la letra. Mientras la app todavía no se lanza, te estaré dando consejos para que puedas ir mejorando tu salud financiera y si tienes alguna duda o necesitas un consejo, puedes escribirme a franco@conomy.app y estaré feliz de contestarte.

¡Ahh casi se me olvida! Si conoces a alguien que le pueda servir este artículo, no dudes en compartirlo.

🗞 Ingresa tu correo para recibir noticias.


Te recomendamos leer 👻

Actualidad

"La inflación les trae costos y beneficios"... Las palabras del ministro de Economía que desataron la locura de las pymes

Las pymes sufren de igual manera con la inflación, seguramente, incluso más que muchas personas... Por su parte el Ministro de Economía tiene otra visión y varios han respondido.

Felipe Muñoz

Felipe Muñoz

5 ago. 2022 · 3 min

Educacion Financiera

Un dólar de locos y los chilenos en problemas

Que no te hagan leso, Chile es un país que depende mucho del comercio exterior. Y en éste no se paga con pesos, usualmente se paga con dólares. Te contamos en simple el porqué los chilenos sufrimos cuando el dólar sube y aprovechamos de darte un par de consejos para que tu billetera no sufra tanto, o bien, le saques provecho a las subidas de precio de la moneda norteamericana.

Pablo Acuña

Pablo Acuña

25 jul. 2022 · 3 min

Nosotros

Tenía 25 años, debía más de 10 millones y vivía un martirio... La historia no contada de Conomy

Una avalancha de problemas económicos siempre puede llevarte a la ruina, pero no existe nada que no tenga solución. Esta es una historia real. No le pasó al amigo de un amigo. Le pasó a Pablo, CEO de Conomy...

Pablo Acuña

Pablo Acuña

22 jul. 2022 · 7 min